La educación en salud del futuro, es multidimensional: “Teoría cuerdas educativa”.

En este informe arrojamos algunas breves conclusiones del estudio sobre   cómo el aprendizaje, así como la salud, cerebro y sociedades inteligentes, es multidimensional o lo que llamamos Teoría de Cuerdas educativa.

Damos las gracias a las aportaciones del Dr. D. Jorge N. Ferrer, investigador actualmente en el prestigioso CIIS California y en el Instituto de Psicología Transpersonal de Palo Alto. Y a otros como: Dr Bernabé Galán, psiquiatra Fco. Ignacio Mata, profesores D. José Dulac, John R. Miller, R.Ph., profesor de medicina y farmacia en la Universidad de Wright State…

Iniciaremos  con la reflexión sugerida por B Nicolescu, Presidente del Centro Internacional de Investigaciones y Estudios Transdisciplinarios: nos propone remplazar la Realidad unidimensional del pensamiento y por tanto educar de modo multidisciplinar para tener distintos prismas. Por ello el programa SHC impulsado por Pharmex y avalado por U4SSC (United Nations) crea comités interdisciplinares de gestión y aprendizaje.

El cerebro humano es una de las estructuras más complejas de la naturaleza, como lo es el universo, y lo que nos rodea, pero por primera vez, entender el aprendizaje, el mundo, como algo integrado, puede ayudarnos a entender cómo el cerebro, la salud, el aprendizaje...han de conectarse en escuelas, ciudades, investigaciones… si queremos abordar retos de futuro.

Necesitamos enfoques holísticos basados en la interdependencia del cuerpo y la mente, lo emocional y lo cognitivo.  Trazar una perspectiva holística de educación saludable, a modo de  “Teoría de cuerdas educativa” es decir, un enfoque que afirma,  que para educar de modo inteligente se debe conectar con múltiples dimensiones  (neurociencia, científicas, entorno Smart Cities, salud…) e incluirlas en el aprendizaje.

La teoría de cuerdas educativa, proporciona poderosos argumentos sobre los “beneficios más amplios” de la educación conectada y multidimensional en: salud, alimentación, hábitos, emociones…  y prácticas educativas  para nuevas generaciones saludables, educadas en competencias reales.

3-brainstimula
Una necesidad educativa en la  mayoría de países europeos que podría dar luz sobre cómo enfrentar un giro en la pirámide poblacional, planes desajustados y dimensiones en departamentos estanco que no colaboran juntas, y siguen dando un enfoque lineal educativo.

Esta simbólica perspectiva integral está basada y destilada del Informe y línea de trabajo “Human Blockchain” dentro del Programa SHC afirma que para educar a las ciudades inteligentes e impulsar el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida (habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad) el aprendizaje debe ser multidisciplinar.

Entender cerebro Multidimensional.

El progreso en el enfoque del aprendizaje basado en el cerebro es clave para la comunidad educativa que ha comenzado a darse cuenta de que “comprender el cerebro” puede ayudar a abrir nuevos caminos para mejorar la investigación educativa.

Sin entender el cerebro, por ejemplo, no sería posible entender cómo el aprendizaje puede ser una respuesta efectiva al deterioro. de envejecimiento, o por qué las ciudades pueden desarrollarse a nivel macroeducativo, modificando su estructura y expectativas.

Estamos acostumbrados a pensar en el mundo desde una perspectiva tridimensional, pero los resultados de estudios como Proyecto Blue Brain explican estructura del cerebro humano y la relacionan con el Universo desentrañar su inmensa complejidad.

El Proyecto Blue Brain descubrió que el cerebro puede operar información para 11 dimensiones.  Henry Markram, un neurocientífico y director de Blue Brain Project en Lausana, Suiza, dijo: “Hay decenas de millones de estos objetos, incluso en una pequeña partícula del cerebro, hasta siete dimensiones. Los expertos han declarado previamente cómo se estima que los cerebros humanos contienen 86 mil millones de neuronas, incluidas varias conexiones de cada célula, que se conectan en todas las direcciones posibles.

Esto obviamente será clave para educar en salud al futuro smart citizen, cómo aprenderá o cómo los tipos de inteligencia pueden estimularse con estrategias educativas (ABP, Gamificacion, aprendizaje basado en Retos…).

Blue-Brain-Project
Blue Brain Project en Suiza: Hay decenas de millones de pequeñas partícula del cerebro, hasta siete dimensiones. En algunas redes, incluso encontramos estructuras con hasta 11 dimensiones

Como es arriba es abajo: Universo, cerebro y aprendizaje.

La Teoría de cuerdas o Teoría del Todo que tantos científicos persiguieron:  Albert Einstein intentaron formular una teoría de todo y 60 años después, Stephen Hawking. Es una teoría unificadora de la física que reconcilia las diferencias entre la teoría cuántica y la teoría de la relatividad para explicar la naturaleza de todas las fuerzas conocidas  y la materia.

Y de acuerdo con sus postulados básicos, existen entidades bidimensionales (cuerdas) que vibran en un espacio tiempo de diez u once dimensiones. Reconoce la existencia de distintas dimensiones y fusiona con éxito la relatividad general y la mecánica cuántica.  Sin embargo, resulta un simbolismo “Teoría del multiverso educativo” ya que la Teoría de cuerdas, aún no puede someterse a confirmación experimental.

Con el tiempo podremos descubrir alguna forma universal de explicar cómo funcionan  las redes complejas, nuestros cerebros y el universo, esto está íntimamente relacionado con el modo en que aprendemos.

Una educación holística es la estrategia para abordar los enormes y costosos problemas del envejecimiento de la demencia en las sociedades inteligentes.

Un enfoque de “TEORÍA MULTIVERSO DE APRENDIZAJE O TEORÍA DE CUERDAS” reconoce la estrecha interrelación de:

Salud— educación.

Lo emocional– lo cognitivo.

Lo analítico– lo creativo.

resarchers-found-a-multidemsional-universe-inside-our-brain-140528
Si por  4 neuronas,  cada una está conectada entre sí en un orden u otro, eso hace un 3-simplex (es decir, un tetraedro). El cerebro es multidimensional por ello y el aprendizaje debe impregnarse de ello. David Clark.

Impacto de la educación en entornos inteligentes de futuro.

El medio impacta directamente en el modo en que aprendemos. La salud, los hábitos, las conexiones y modo en que nos relacionamos. El modo en que percibimos hasta los 18 años la realidad, y el modo en que después nos marcan los factores del entorno, familiares, educativos, de relaciones personales… es clave para el desarrollo de nuestro cerebro, y la prevención de enfermedades, o conductas.

Es decir, educar conectando al niño en una futura Smart city en los factores ambientales, en los problemas cotidianos, impregnándose de los factores ambientales, conduce a mejorar el funcionamiento del cerebro.

Por ejemplo, los hallazgos de la investigación del cerebro indican que la nutrición es crucial para el proceso de aprendizaje, y se pasa por alto en su impacto en la educación. Pero también las emociones son junto a la nutrición importantes para desarrollar el potencial del cerebro para la plasticidad y para facilitar el proceso de aprendizaje.

Educación emocional.  Una educación emocional ha de ser reforzada para proporcionar experiencias y situaciones a partir de las cuales los jóvenes pueden desarrollar bases éticas, amabilidad, tolerancia y una mente abierta. En el centro del cerebro se encuentra el conjunto de estructuras conocidas como sistema límbico, históricamente llamado “cerebro emocional”.

Programas como SHC, planes de estudios, deben conectar el aprendizaje con el mundo real, brindando a los estudiantes experiencias y ubicaciones reales:

Resolución de problemas. Una educación operativa y del SXXI que nutre la creatividad y la resolución de problemas, que les da a los jóvenes la capacidad de hacer y hacer y producir un trabajo que se puede aplicar fuera del aula.

Creatividad, originalidad, imaginación.  La creatividad es una parte integral del aprendizaje mediante el cual las ideas se forman, procesan, desarrollan y convierten en resultados reales.

Habilidades y Estrategias. Esta dimensión pertenece al aspecto de saber hacer del aprendizaje. Se espera que los estudiantes formen su propio conjunto de habilidades con esta perspectiva Multidimensional y puedan prevenir y ser conscientes de su salud.

3918310-3x2-300x200

Nueva ciencia de Aprendizaje.

Si la noción de universos paralelos dada por la teoría de cuerdas sería abordada para entender la conciencia y es una innovación radical de la cultura occidental, que requiere un derrocamiento de las creencias de larga data sobre la naturaleza de la realidad, un enfoque de multidimensión educativa, o Teoría de cuerdas educativa, requiere un derrocamiento de las prácticas educativas tradicionales y un cambio que docentes, expertos, sanitarios… vienen reclamando.

Que implica educar para crecer y aprender en entornos multidimensionales.  Ello será posible Conectando experiencias dentro y fuera de la escuela con planes integrales que abarquen salud, competencias y gestión de lo emocional, abarcar planes en las ciudades.

Se necesita una nueva transdisciplinaridad que reúna a las diferentes comunidades y perspectivas. Esto necesita que sea una relación recíproca, análoga a la relación entre medicina y biología, para sostener el flujo continuo y bidireccional de la información necesaria para apoyar la práctica educativa basada en la evidencia e informada por el cerebro.

Henry Markram, Blue Brain Project en Lausana, Suiza

OECD (2006), Personalising Education, OECD, Paris.

Jorge N. Ferrer, CIIS California y en el Instituto de Psicología Transpersonal de Palo Alto.

Fco. Ignacio Mata, Córdoba Diputación.

D. José Dulac, imagen interactiva laboratorio.

John R. Miller, R.Ph., profesor de medicina y farmacia.

Tom; Fischler, Willy; Schenker, Stephen; Susskind, Leonard (1997). "La teoría M como modelo matricial: una conjetura". Physical Review 

Teoría de supercuerdas en Astrocosmo. Michio Kaku - "Parallel Worlds" , 2005 ,Doubleday

Coe, R. (2013) Mejora de la educación: Un triunfo de la esperanza sobre la experiencia . Conferencia inaugural del profesor Robert Coe, Universidad de Durham, 18 de junio de 2013. 

 Kirschner, P., Sweller, J. & Clark, RE (2006).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s