Escuelas activas contra el Stress.

El estrés en la adolescencia puede provenir de innumerables fuentes, incluidos los cambios socioemocionales , el desarrollo de la identidad y la autonomía de las elecciones  , así como la presión creciente del rendimiento y las responsabilidades escolares. El estrés crónico o no administrado puede causar dificultades en el desarrollo y provocar retrocesos a largo plazo en la salud física y mental 

Los adolescentes angustiados tienen un mayor riesgo de depresión o problemas de conducta. Los niveles de estrés en los adolescentes se han asociado con conductas sexuales de riesgo , tabaquismo, malos hábitos alimenticios.

Las intervenciones de atención plena representan una estrategia potencial para desarrollar las habilidades y los conocimientos asociados con la capacidad de hacer frente al estrés. Los enfoques de capacitación psicoeducativa para la atención plena han demostrado tener éxito al abordar la salud mental en personas con problemas crónicos de salud física como la diabetes y el estrés asociado con tener cáncer . Las intervenciones de atención plena también han sido útiles para mejorar la salud mental de los adultos con enfermedades crónicas . Los investigadores también han encontrado una mejora moderada de los síntomas de los síntomas de ansiedad y depresión utilizando enfoques de atención plena 

Escuelas activas

Al hacer un deporte que toma de dos a tres horas cada día, los estudiantes aprenden a reducir la procrastinación. Para tener éxito, deben estructurar su tiempo y trabajar eficientemente. Por lo tanto, a través del deporte, los estudiantes mejoran la capacidad de gestión del tiempo y se vuelven más proactivos en el manejo del estrés.

Además de enseñar habilidades efectivas de gestión del tiempo, muchos deportes también brindan a los estudiantes la oportunidad de formar parte de un equipo. Los compañeros de equipo forman una red de apoyo muy unida, similar a una familia con miembros que se apoyan mutuamente. Así lo hemos comprobado en actividades y pruebas de SHC . 

 

Los beneficios de tener un equipo están constantemente probados por estudios en todo el mundo. Un estudio realizado por SHC mostró que participar en deportes de equipo mejora la salud mental y una fuerte correlación entre la participación en deportes de equipo y la disminución de los síntomas de depresión, estrés y salud mental.

Educación gastronómica

Una dieta variada y saludable.

Comer ingredientes frescos y mucha fruta es realmente importante. Se dice que los jugos llenos de vitamina C, como el jugo de naranja o de toronja, son buenos para su sistema inmunológico, por lo que pueden ayudar con el estrés.

Meditación

Puede sonar simple, pero sentarse en silencio durante 10 minutos al día realmente puede ayudar con los niveles de estrés. Si nunca antes has probado la meditación, vale la pena intentarlo.

Las buenas técnicas de respiración pueden ponerlo en un estado más relajado, ya que envían oxígeno a través del torrente sanguíneo, lo que ayuda a calmarlo y a combatir el estrés.

4. Tome descansos regularmente

Los descansos cortos entre el trabajo pueden ayudarlo a desconectarse. Pero los descansos más largos también son importantes.

¿Qué tal tomar el fin de semana libre para relajarse? Tómese un tiempo para divertirse y para usted mismo, incluso si esto significa que tiene que programar un tiempo fuera de su trabajo. Esperemos que regrese a su trabajo sintiéndose fresco.

La falta de sueño de buena calidad es un gran impulsor del estrés: tiene un efecto negativo en la memoria, la concentración, la función cognitiva y la toma de decisiones.

6. Dormir (y cerrar sesión en Facebook)

El sueño es siempre la mejor medicina y algunas personas encuentran que las pequeñas siestas de 20 minutos pueden ayudar a aumentar la productividad.

Como estudiantes, tendemos a pasar demasiado tiempo en sitios de redes sociales y respondiendo correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicas. La sociabilidad es divertida, pero demasiado y demasiado tiempo en la computadora pueden generar más estrés.

No desconectarse del trabajo debido a sus dispositivos electrónicos solo lo estresará aún más.

Una de las formas más rápidas de mejorar el sueño, para todos nosotros, es limitar el tiempo de pantalla antes de acostarse. El tipo de luz azul emitida por los dispositivos digitales suprime la producción de melatonina, la hormona que le indica al cuerpo que es hora de dormir. Además, mirar las pantallas antes de acostarse nos mantiene emocionalmente conectados y estimulados, lo que nos dificulta apagarnos.

Recetamos ejercicio

Todos sabemos que la actividad regular es importante y que la mayoría de nosotros, incluidos los niños, necesitamos hacer más. Pero, ¿y si le dijera que, además de mantenerlos en buena forma física, el ejercicio aumentará la capacidad de recuperación de su hijo? Realmente fortalece el cerebro.

Está bien documentado que el ejercicio está a la par con los medicamentos cuando se trata de tratar la depresión y la ansiedad de leves a moderadas. Esto podría deberse a que el cuerpo se acostumbra a moverse de manera más fluida dentro y fuera del estado de estrés. Las mismas hormonas liberadas cuando estamos estresados ​​(cortisol y adrenalina) aumentan temporalmente cuando hacemos ejercicio. La actividad física regular enseña a nuestro sistema de respuesta al estrés a recuperarse de manera más eficiente.