SALUD DIGITAL EN NIÑOS Y EDUCACIÓN

Nuestras investigaciones sugieren que los avances en tecnología no han coincidido con aumentos en la productividad. De hecho, la productividad en los países más desarrollados ha disminuido con la llegada de los teléfonos inteligentes.

Usando la tecnología, la información de salud de los niños puede estar en un solo lugar, y los profesionales de la salud pueden trabajar juntos para garantizar que las necesidades de salud de los niños se cumplan brindando la atención adecuada.

Por qué puede sucede esto es sencillo, una no gestión del tiempo que pasamos usando la tecnología, o el incorrecto uso que hacemos hace menos productivo o ineficaz nuestras sociedades, por ello es tan importante enseñar a los niños mientras se educan con las TICs, un buen uso.

El tiempo de pantalla afecta a muchos aspectos de los niños en su salud. Mientras que la investigación en tiempo de pantalla es todavía emergiendo, sugiere que el tiempo de pantalla puede dañar desarrollo temprano de los niños y física y psicosocial.

Dormir.

  •  Se ha demostrado que la luz emitida por las pantallas previene el inicio del sueño en niños cuando se usa en la noche o justo antes de dormir. Esto puede, por lo tanto, reducir la cantidad total de sueño que obtienen los niños. Menos sueño en los niños está relacionado con el aumento de peso y con los problemas de humor y comportamiento.

Por supuesto que los aspectos positivos para el trabajo, la educación, la comunicación y el ocio de las tecnologías son incuestionables, por ello también debemos mencionar  algunos de los muchos aspectos que  benefician en el caso de un buen uso de pantalla.

Se recomienda
Menos de 2 años NO
2-4 años-- menos de 1 hora al día
5-17 años ---No más de 2 horas de tiempo de pantalla recreativo por día

Algunas teorías apuntan  a sustituir el tiempo de conexión por otro personal, se puede combinar si se  hace adeducadamente, sin necesidad según los expertos de que eliminemos las tecnologías de las vidas de los jóvenes si se hace de un modo educativo.

MEDIOS Y APRENDIZAJE SON UN POTENTE AGENTE EDUCADOR, PERO NO POR SI SOLOS.

En esencia, cuando se ve la televisión, el  cerebro entra en un estado hipnótico de luz  que se crea por la repetición de imágenes parpadeantes. Cuando el cerebro está consciente, alerta y pensando, opera predominantemente en ondas beta. Cuando se enciende la televisión, en 30 segundos, el cerebro puede cambiar a ondas alfa, que se asocian con una conciencia desenfocada, desatenta y demasiado receptiva. Lo que ocurre entonces es que el hemisferio izquierdo del cerebro (que es responsable del pensamiento lógico y analítico) se desconecta en tiempo de pantalla. El hemisferio cerebral derecho de la persona, que es responsable del procesamiento de la información, continúa funcionando sin ninguna interacción del hemisferio izquierdo del cerebro. Como consecuencia, al igual que estar en un estado de hipnosis, la información se recibe sin pensamiento consciente.

SIEMPRE SI, SI HAY UN USO MODERADO.

Siempre se debe promover un uso educativo y productivo que nos puede ayudar a muchísimos aspectos de nuestra vida diaria y en entornos de aprendizaje sin olvidar, que las interacciones entre la familia y escolares, entre grupos de iguales, son especialmente importantes para la salud de los niños porque ayudan a:
• Construir conexiones emocionales
• desarrollar lenguaje
• Desarrollar habilidades mentales y sociales.
• Regular sus emociones.